Postura y fortalecimiento de tronco

Hace cerca de un mes, nuestra hija nos sorprendió dando sus primeros pasos sin apoyo (con órtesis). Fue algo tan inesperado y que nos alegró tanto que se lo seguimos incentivando con muchas ganas. Ella además, motivada porque su hermano menor se lanzó a caminar quiere dar pasos todo el tiempo y hemos pasado interminables horas sentados mientras nuestros dos hijos cruzan la sala caminando para tirarse a nuestros brazos. 

Sin embargo.... y ahora viene el pero.... por falta de musculatura abdominal esta caminata libre hace que ella arquee la espalda y saque la guata hacia afuera. No sé cuánto daño futuro eso le puede causar pero nuestra intuición nos decía que había que corregirlo. 

En un comienzo se nos ocurrió usar Taping, pero una de nuestras terapeutas nos recomendó usar un SPIO (Stabilizing Pressure Input Orthosis en inglés). A grandes rasgos se trata de una especie de camiseta que se pone debajo de la ropa y que ayuda en asistir pacientes con déficit propioceptivos o de estabilidad. Funciona generando una presión profunda en los músculos (pero sin apretar), dándole al cuerpo un insumo sensorial. Se recomienda para niños con poca activación o debilidad de tronco y he sabido que lo usan también algunos niños con problemas de atención. Me han contado que en Chile hay algunas personas que hacen implementos similares, pero no me ha tocado verlos.

Cuando nuestra hija era chica (1 año) compramos uno pero como no lo usábamos nunca lo regalamos al centro de rehabilitación al que vamos. No lo usamos porque era una edad en que nuestra hija estaba con demasiadas cosas (y nosotros superados) y la verdad es que como recién se estaba parando con mucho apoyo no veíamos mucho el beneficio. 

Sin embargo ahora (3.6 años) nuestra kinesióloga nos prestó una de estas camisetas que se trajo de EEUU y la diferencia es impactante. Sólo con usarlo da pasos más firmas y ella se para más derecha. Me ha llamado la atención de que le gusta usarlo y no se la quiere sacar después del colegio... quizás hay también un tema de contención sensorial de por medio. 

Acabamos de encargar la propia que nos va a llegar en julio (las hacen, para variar, en EE.UU). La que nos estamos trayendo tiene un espacio en la espalda que permite meter (si es necesario)  un panel semirígido, el cual puede ayudar a abordar la escoliosis, que por ahora no es un problema para nosotros, pero puede serlo más adelante.