Algunos ejercicios para los primeros meses

Creo que los primeros meses de vida son bastante complicados; uno nunca sabe si está haciendo suficiente, o si lo está ejercitando demasiado, si le está haciendo mal algún movimiento. Nosotros sentíamos que siempre estábamos atrasados en algo ¿la estimulamos suficiente, le hicimos los ejercicios, hay que ponerle o sacarle la órtesis? y a eso hay que sumarle los temas clásicos de las guaguas: comer, dormir y bañar... y nos faltaban horas.

Nosotros tuvimos bastante terapia ocupacional los primeros meses, focalizada en la estimulación temprana, pero la mayoría de los ejercicios son fácilmente replicables en la casa. Una mamá me los pidió la semana pasada y aprovecho de ponerlos aquí por si les pueden servir a alguien más. No recuerdo exactamente para qué era cada ejercicio, pero sí recuerdo exactamente lo que hacíamos porque lo anotábamos en un cuaderno:

Estimulación sensorial (es invierno es más difícil): Tocarle las manitos, las patitas, la guatita y la cara con diferentes texturas: algodón durante la muda, terciopelo, lo que encuentres en tu casa. Cuando son prematuros esto es aún más imporante. Cuando son un poco más grandes puedes probar meterle la manos y pies en fuentes llenas de porotos, o incluso sentarlos dentro! 

Estimulación vestibular (importante para los prematuros) tomarlo en brazos con su cara mirándote, una mano tras su cabeza y la otra sosteniéndole desde abajo. Muevelo lento de un lado a otro, para que sienta el movimiento. Cuando son más grandes se puede hacer also similar en un tipo de columpio o en una hamaca.

Coordinación ojo-mano: ponerle un objeto fácil de tomar (circular es más fácil) y tratar de que lo tome. Es importante turnar las dos manos y estar muy atenta si usa una mucho más que la otra. Después tratar de que pase el objeto de una mano a la otra. 

Poner un objeto llamativo al frente de sus ojos y moverlo lentamente hacia un lado. La idea es que siga el objeto con la mirada y luego gire la cabeza. Más adelante hay que tratar de que siga el objeto en 180 grados, es decir, desde un lado hacia el otro.

 Éste tipo de argollas son ideales para las primeras actividades de coordinación ojo/mano, porque son livianas y se les hace más fácil pasarlas de una mano a otra. 

Éste tipo de argollas son ideales para las primeras actividades de coordinación ojo/mano, porque son livianas y se les hace más fácil pasarlas de una mano a otra. 

Desarrollo muscular: Ponerlo/la de guata y llamarle la atención con un objeto o sonido para que levante la cabeza (esto es más fácil con una cuña de espuma). Ponerlo de espalda, girarle las piernas hacia un lado e incentivarlo a que gire con el resto del cuerpo. Ponerlo de espalda y girarlo completo para que quede de guata, pero sin ayudarlo a que saque los brazos para que trate de hacerlo solo. Ojo que uno sufre porque les cuesta y lloran, pero les sirve un montón! Nosotros fuimos súper exigentes con este tema y lo hacíamos al menos tres veces al día. Cuando están un poco más grandes nos recomendaron tener un espejo para que se mirara tanto estando de guata como sentada. 

Mucho masaje en su cuerpo y sobre todo en sus piernas y pies. Nuestra hija tenía pie equino en uno de sus pies,  entonces teníamos que tratar de estrirarle los tendones muy despacito.