Pararse

Cuando nos empezamos a aproximar al año, empezamos a escuchar mucho el concepto de "cargar peso" y lo importante que es. Pasa que desde esa edad empieza a ser relevante que los niños se paren y "carguen peso" sobre los huesos. Es fundamental para el desarrollo de los huesos y la formación de las caderas. Además estar parados les da una nueva mirada del mundo y permite también otro tipo de desarrollo. 

 Nuestro primer parador... ocupaba tanto espacio que la mayoría del tiempo lo dejábamos en el living. Tenía miles de cosas que apretar y ajustar pero cumplía su función. Nos lo prestó una familia.

Nuestro primer parador... ocupaba tanto espacio que la mayoría del tiempo lo dejábamos en el living. Tenía miles de cosas que apretar y ajustar pero cumplía su función. Nos lo prestó una familia.

A los 12 meses nuestra hija estaba lejos de poder pararle sola, ahí empezamos con la seguidilla de armatostes en nuestra casa. De verdad parecía una mini versión de la Teletón. Los "paradores" son unos implementos que permiten a los niños estar en posición erguida, mediante amarres y estructuras. Hay algunas que parecen máquinas de torturas, pero la verdad es que nuestra hija los toleró bastante bien. (Nota aparte: son horribles y ocupan mucho mucho espacio!)

Buscando las fotos para explicar lo que es un parador se me apretó la garganta de ver cómo hemos avanzado. Uno se olvida lo lejano que se veían algunos hitos como mantenerse de pie, poder pararse desde el suelo, dar algunos pasos. Es un buen ejercicio mirar hacia atrás para darse ánimo de seguir adelante. 

 Nuestro segundo parador era mejor..tenía una mesa donde podía pintar y jugar, 

Nuestro segundo parador era mejor..tenía una mesa donde podía pintar y jugar, 

Lo ideal es que estén parados no menos de una hora al día, lo cual se puede dividir en sesiones de 20 minutos (esto mientras no sean capaces de pararse por sí mismos). Hay niños que no necesitan estos tremendos paradores y que pueden cargar peso apoyados sobre banquetas o sillas. Nosotros tuvimos que usar un parador casi un año.  Era bastante agotador porque es finalmente un proyecto familiar.... nada peor que un domingo a las 7 de la tarde cuando te acordabas que te faltaba la hora completa de estar parada!

El problema es que los niños se aburren, entonces hay que pintar con ellos y entretenerlos (confieso que a veces usaba la tele) para que no se quisieran bajar. Tengo recuerdo de muchas mañanas haciendo de todo para lograr completar los 60 minutos con mi hija parada. 

 Las paralelas.

Las paralelas.

Al comienzo teníamos que usar las "canaletas" para darle soporte a sus piernas, para que se mantuvieran firmes, pero ya al año y medio dejó de ser necesario. 

El "cargar peso" es muy importante, pero debiera ser complementado por sesiones de kinesiología, porque hay que trabajar abdomen, los músculos flexores y muchas otras cosas que no se entrenan sólo con estar parados. 

Luego de aproximadamente un año (cuando se acercaba a cumplir 2), dejamos de necesitar el parador porque nuestra hija ya empezó a pararse sola, apoyada contra sillones, murallas, meses y todo lo que estuviera a su alcance. Al principio se cansan, porque para ellos el esfuerzo de estar parados en mayor que para una persona con toda su musculatora en perfecto estado. Pero con el tiempo cada vez se afirman mejor y uno deja de cronometrar los minutos que duran parados. 

En esta etapa algunas personas ponen paralelas en sus casas (agregando aún más belleza al hogar), para que los niños empiecen a dar sus primeros pasos.

Nuestra hija siempre oidió las paralelas, por lo que no les pudimos sacar demasiado provecho. Nos dedicamos más a enseñarle a pararse contra los implementos normales que hay dentro de una casa. Fue una transición lenta, que tomó varios meses, pero que fue clave en su independencia. 

 Los primeros meses uno cuenta con reloj los minutos que duran parados sin cansarse. 

Los primeros meses uno cuenta con reloj los minutos que duran parados sin cansarse. 

El año de esfeurzo dio sus frutos, las caderas de nuestra hija se formaron bien y hasta el día de hoy no hay luxación ni subluxación de caderas que agregar a la lista de preocupaciones.

Nicole KellerComment